Diferentes tipos de Wellness

En términos de decoración, Fluidra ha creado cuatro estilos diferentes para espacios wellness: estilo Zen, estilo neutral, estilo natural y estilo temático (que incluye romano, árabe, tipo cueva, griego, etc.). Con la excepción específica del primer estilo, los otros tres son mucho más abiertos y, basados ​​en la amplia experiencia de Fluidra, se pueden diseñar planes y diseños que se adaptan a las especificaciones de cada cliente.

Estilo zen

Los orígenes del Zen se pueden encontrar en la vida y las enseñanzas de Buda en el año 4 aC, e incluso pueden remontarse a las tradiciones espirituales del hinduismo que se encuentran en los Vedas. Este estilo encaja perfectamente con el concepto wellness, dado que el objetivo principal es lograr la armonía y la paz en espacios despejados con líneas de diseño limpio.

Estos proyectos wellness, extraídos del estilo zen, recuerdan a Asia, en la que el negro es el color predominante. Se pueden agregar características que aumentan la sensación de bienestar, como aromas e incienso. El objetivo final no es decorar demasiado tales espacios y elegir materiales naturales para alejarse del mundo exterior, logrando  que las personas puedan desconectarse por completo.

 

 

Estilo neutral

El estilo neutral no tiene ninguna decoración temática en absoluto, sino que simplemente presenta todos los componentes necesarios en un espacio wellness y, por lo tanto, se caracteriza por su atemporalidad. En este caso, los tonos neutros aparecen en gran medida en estos espacios donde predominan los rangos de color de tierra y arena, con un toque de gris oscuro, blanco o tonos de azul.

La principal atracción de este estilo es que es práctico y se puede adaptar a los requisitos de un cliente cuando se está diseñando una instalación wellness. Este estilo es ampliamente utilizado en las áreas wellness de los clubes deportivos, por ejemplo.

 

Estilo natural

El estilo natural se presta a dar un toque original, natural y fresco a un área wellness basado en el uso de elementos como piedra, plantas y madera; los cuales  que se presentan  sin adornos excesivos. A veces, se pueden elegir materiales respetuosos con el medio ambiente, como la madera de bosques manejados de forma sostenible que pueden instalarse sin tratamiento o tratados con aceites naturales o cera.

Los resultados son espacios wellness  agradables, limpios y funcionales sin adornos superficiales, pero sin caer por el lado del minimalismo. Gracias a todo esto, reconctar con la madre naturaleza y escapar del estrés de la vida cotidiana y de nuestro entorno normal es mucho más fácil.

 

 

Estilo temático

El concepto del estilo temático abarca varios estilos, como el griego, el árabe y el de las cuevas, entre otros. Esta es una línea creativa que una vez más pretende adaptarse a las necesidades de cada espacio wellness.

Por ejemplo, los espacios wellness temáticos árabes se caracterizan principalmente por tres aspectos: el color, las formas geométricas y la sensualidad. En un intento de imitar los baños árabes tradicionales, se utilizan azulejos con motivos florales y geométricos en las paredes. Otro aspecto clave, a saber, es la iluminación; esta se mantiene tan cálida y apagada como sea posible. Todo esto en combinación con el vapor, las esencias y los aceites con aromas distintivos hacen de este un oasis de salud y relajación.

Otro ejemplo de estilo temático sería el que imita una cueva o gruta, con estalactitas y estalagmitas, donde la piedra se utiliza como material principal y, como en los casos anteriores, propicia la desconexión del mundo exterior mientras se está en el espacio wellness.

 

 

Si quieres conocer los pasos esenciales para crear el espacio de wellness más optimizado, solicita nuestra guía de soluciones para proyectos Wellness.